Análisis en frío

Análisis en frío

trumpLa campaña de Trump fue muy meritoria técnicamente. Rompiendo todos los esquemas de la ortodoxia, demostró que un estilo medidamente agresivo puede lograr un objetivo tan ambicioso como la Casa Blanca. No obstante, el éxito debe ser valorado en su justa medida: Clinton venció en el voto popular, muchos estados se decidieron por una diferencia ínfima y él mismo obtuvo menos votos que McCain y Romney en 2008 y 2012, respectivamente. La gran novedad fue el desplome del voto demócrata; Hillary obtuvo siete millones de apoyos menos que su predecesor hace cuatro años, en parte por el desencanto que desprendía su figura y en parte por la fría venganza que se sirvieron los partidarios de Sanders. Nadie podrá decir que los mandatos de Obama fueron un desastre para Estados Unidos, pero lo cierto es que deja a su partido privado de todo poder ejecutivo y legislativo. Significativo resulta el apoyo mayoritario de los cubanos de Florida a Trump, que resultó decisivo a la postre. La posición exterior de Trump respecto a sus aliados y frente a los dictadores será decisiva para medir su talla presidencial.

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*