Brasil profundiza su crisis y encadena tres trimestres de recesión

Brasil profundiza su crisis y encadena tres trimestres de recesión

La presidenta Dilma Rousseff pasa por su peor momento desde que asumió el cargo. Más allá de los casos de corrupción que afectan a su partido, ayer conocimos que la economía brasileña sumó su tercer trimestre consecutivo de recesión tras caer el PIB un 1,7%; las cifras son demoledoras: 4,5% de caída respecto al año anterior, tasa de paro en aumento que ya llega al 8%, el consumo de las familias desciende en casi cinco puntos, la inflación repunta por encima del 10% y la construcción en infraestructuras cae a niveles de hace una década. Todo ello en una economía que es la séptima del mundo, que representa el 40% de Latinoamérica y que hace tan solo cinco años crecía por encima del 7%. Para ponerle freno a esta situación, Dilma nombró tras su reelección en 2014 ministro de Hacienda al liberal Joaquim Levy, quien desde el año pasado intenta poner en práctica una política de ajuste presupuestario que solo se ha aplicado parcialmente ya que choca de momento con la oposición de un Congreso hostil. Sin duda debe acelerar la puesta en marcha de la misma para mitigar una tendencia que se prevé imparable y que ha llevado a la presidenta a unos niveles de aprobación que no superan el 10% y al país a una crisis profunda de confianza institucional a pocos meses de los Juegos Olímpicos de 2016.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*