NEWSLETTER 398: Escaramuzas

NEWSLETTER 398: Escaramuzas

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

Buenos días, hoy es viernes 7 de septiembre:

El presidente Rajoy Brey compareció ayer en Moncloa para ratificar lo que ustedes, queridos lectores, ya sabían por su propia boca desde las 6 de la mañana:

Y les garantizo que soy muy consciente de mis obligaciones y de la gravedad del momento, soy muy consciente de lo que está en juego, sé lo que se espera de mí y sé cuáles son mis obligaciones. Y les puedo asegurar que no he dedicado tantos años a mi país y al interés general como para permitir ahora que se pueda liquidar de un plumazo nuestro modelo de convivencia. Eso no va a suceder y haré todo lo necesario, sin renunciar a nada, para evitarlo.

El golpismo catalán aprobó hoy de madrugada la ley de desconexión sin la presencia de la oposición en el parlamento. Sin duda, algunos de los momentos más grotescos de la historia moderna de España nos los brinda el nacionalismo, y pocos tan abyectos y tétricos como el de acabar cantando Los Segadores, mano al pecho, sin bancada opositora, tras aprobar un par de legajos manifiestamente inconstitucionales. 

Los Segadores como banda sonora de una película de terror, afirmaba acertadamente un tuitero.

El Tribunal Constitucional ha suspendido la Ley del Referéndum y ha apercibido a los cargos públicos involucrados advirtiéndoles de la comisión de delitos que pueden perpetrar. El Gobierno ha presentado recursos, la Fiscalía querellas, y en las próximas horas veremos alguna que otra escaramuza legal que apenas servirá para seguir tomando posiciones. Pero.

Que nadie se lleve a engaño: el día D es el 11-S.

La llamada Diada es la última oportunidad verdaderamente seria del golpismo para movilizar a sus bases. Hasta entonces, es improbable que el Gobierno tome decisiones drásticas que azuzen a los separatistas. Más bien al contrario, la estrategia consistirá en dejar que se sigan quitándose capas de maquillaje para que acaben mostrando el rostro horrendo y totalitario incapaz de seducir a nadie que no sea un fanático.

Para aquel día, del que apenas nos separa un fin de semana, pueden suceder tres escenarios:

– Un fracaso rotundo de la movilización separatista que haga retroceder a los propios líderes del Golpe: poco probable.

– Una movilización numerosa pero sensiblemente más baja que en años anteriores que, en cualquier caso, se quiera vender como un éxito por parte del golpismo: altamente probable.

– Un éxito rotundo de participación: poco probable.

Una vez producido el segundo escenario, la Generalidad continuaría en rebeldía y el Gobierno de la nación ya no tendría más obstáculos para proceder a la aplicación implacable de la ley hasta el 1 de octubre.

Lo contaremos aquí.

Siempre vuestro,

mb.