NEWSLETTER 329: Tillerson avisa a Putin: o EEUU o Asad

NEWSLETTER 329: Tillerson avisa a Putin: o EEUU o Asad

newsletter329Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

¡Ya es miércoles! Hoy nos tomamos unas merecidas vacaciones de una semana y volvemos exactamente el próximo miércoles 19 de abril… ¡nuestros enemigos también tienen derecho a poder bajar la guardia!

Un cambio certero

En Liderazgo y responsabilidad, escrito el 29 de noviembre, explicábamos por qué una política exterior activa era preferible a una pasiva. Durante la campaña, Trump no sólo había prometido aislar a su país del mundo sino también alejarlo de la OTAN y la UE y aproximarlo a la serpiente rusa. Con buen criterio, ha modificado su postura y ha dejado que se imponga la perspectiva de Tillerson y Mattis, que desde el primer momento se mostraron partidarios de la alianza atlántica y la desconfianza hacia Putin. Obama fue un líder tímido al que le costó defender con firmeza los intereses geoestratégicos de su país y tanto EEUU como Occidente necesitaban de nuevo un auténtico comandante en jefe. La imprevisibilidad de Trump hace que sea recomendable mantener ciertas reservas sobre su figura, pero si realmente está decidido a emplear su energía en restablecer la autoridad occidental frente a enemigos envalentonados como Rusia o Corea del Norte, puede acabar convirtiéndose en el líder de una gran época.

Tillerson avisa: o EEUU o Asad

Rex Tillerson llegó ayer a Moscú para entrevistarse con el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov. En principio también estaba prevista una reunión con Vladimir Putin, como sucedía habitualmente cuando era John Kerry quien visitaba Rusia, aunque los acontecimientos en Siria podrían provocar que finalmente no se lleve a cabo.

El secretario de Estado americano fue muy claro en su mensaje hacia Rusia: o EEUU o Asad. La Casa Blanca ha puesto las cartas encima de la mesa y afirma tener pruebas “claras y sólidas” de que Asad perpetró el ataque químico contra su propia población, por lo que pondrá a Putin en la tesitura de tener que elegir entre una buena relación con Washington o mantener su apoyo al tirano.

En una entrevista a Fox News que se emitirá este jueves, Trump llegó a afirmar que no entrará en Siria… aunque lo supeditó a nuevas acciones perpetradas por Asad. Respecto a Pyongyang, ha advertido al régimen de que “se está equivocando” en sus provocaciones, ya que EEUU tiene “una armada poderosa”.

El gran escándalo de United Airlines

La compañía aérea United Airlines protagonizó uno de los escándalos más sonados de los últimos días, forzando de manera inusualmente violenta a un pasajero para que abandonara su asiento. Al parecer, se había producido overbooking y la aerolínea necesitaba cuatro asientos disponibles.

En un primer momento, ofertaron una compensación de 400$, una noche de hotel y un billete en el vuelo del día siguiente, aunque no hubo voluntarios. Al subir la oferta a 800$, tres clientes aceptaron, pero aún faltaba un pasajero por decidir. Sortearon el nombre del pasajero y el agraciado no estaba por la labor de ceder su asiento. De manera inaceptable, le sacaron arrastrando del avión.

La crisis de reputación se ha convertido en viral, ya que varios usuarios grabaron las imágenes con su móvil. El CEO de la compañía pidió disculpas de aquella manera y ayer el valor en Bolsa de la compañía de desplomó, perdiendo 800 millones de dólares. Está por ver si también le afecta a las ventas.

Lluvia de objetos contra Maduro

Tras realizar un viaje por Cuba, el dictador Maduro fue a la ciudad venezolana de Bolívar para conmemorar el bicentenario de la Batalla de San Félix. Durante el acto recibió el rechazo de buena parte de los allí congregados, que en principio se pensaba iban a ser partidarios. En el momento de darse el baño de masas, una muchedumbre comenzó a insultarle, a lanzarle papeles y a interrumpir al coche que le transportaba.

Las imágenes se puede observar en este vídeo y suponen un nuevo golpe contra un régimen que ya solo es capaz de mantenerse a través de la fuerza. 

Xi llama a Trump

Xi Jinping ha telefoneado a Donald Trump para abogar por una solución pacífica en Corea del Norte. A través de Twitter el presidente americano había asegurado que pondrían en orden el conflicto con Corea del Norte “con China o sin China”. Pekín afirma que quiere desnuclearizar la península pero espera que no se tenga que usar la fuerza. Por otro lado, Xi apoyó la intervención en Siria y consideró la cumbre de Florida como “muy exitosa”.

Trump visitará China este año y uno de los puntos en los que trabajan ambas administraciones es la firma de un acuerdo comercial.