NEWSLETTER 349: El derrumbe del PSOE

NEWSLETTER 349: El derrumbe del PSOE

newsletter349Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

¡Hoy es lunes! Ayer venció Pedro Sánchez en las primarias del PSOE, dejando atrás a Susana Díaz y Patxi López. Se abre en España un nuevo período de incertidumbre ante la postura del secretario general, más próxima a Podemos que a las fuerzas constitucionalistas.

El derrumbe del PSOE

A Pedro Sánchez le preguntaron hace poco lo que entendía por nación y nos habló de sentimientos. Para Sánchez, España es una nación de naciones culturales o lo que toque en cada momento, porque en el PSOE hace tiempo que España es una excusa, y jamás un fin. Por primera vez en democracia, la izquierda al completo está liderada por personajes que niegan la soberanía nacional, y eso es fundamental porque nada positivo puede salir de quien desprecia la identidad y la historia de aquello que pretende dirigir. El derrumbe del PSOE puede ser también el de España porque desde hoy hay una mayoría en el Congreso dispuesta a dinamitar el principio básico de unidad. El PP, antaño sólida roca agujereada hoy por los efectos de su propia corrupción, o Ciudadanos, tibia e insustancial bisagra sin más rumbo que el buenismo, son los únicos clavos a los que podemos aferrarnos hoy quienes defendemos que España, la libertad y la propiedad privada son conceptos sustanciales de nuestro sistema político. La militancia del PSOE ha hablado; pronto tendremos que hacerlo los demás.

Sánchez vence a Díaz

La travesía por el desierto de Pedro Sánchez tuvo su recompensa y, ocho meses después, ha vencido a Susana Díaz en las primarias. Patxi López apenas se lleva el juego del programa y su participación ha servido para recordarle que, sin el apoyo del PP, es incapaz de liderar nada.

La victoria de Sánchez fue de aproximadamente diez puntos, y Susana perdió en prácticamente todas las autonomías. La militancia votó en masa llegando al 80% de participación; el mensaje de Sánchez ha sido similar al de Corbyn y Hamon para ganarse a las bases, aunque ya sabemos lo que le sucedió a él mismo y a sus referentes en las diferentes citas electorales.

Antonio Hernando, que tras traicionar a Sánchez ha ocupado la portavocía en el Congreso durante estos meses, no tardó ni medio minuto en dimitir ayer. El PSOE queda tocado porque no sólo ha ganado Sánchez, sino que han perdido todos y cada uno de sus referentes en los últimos cuarenta años.

El Madrid logra la Liga 33

El Real Madrid logró una sólida victoria en Málaga y se confirmó como el campeón indiscutible de la Liga 2016/2017, cuya clasificación ha encabezado en 34 de 38 jornadas. El equipo de Zinedine Zidane ha obtenido 93 puntos y ha llegado al final de temporada en un momento de forma espectacular.

La Liga número 33 de los blancos le confirma como el claro dominador de la competición doméstica, en la que aventaja por nueve títulos a su más cercano perseguidor. El 3 de junio disputará, además, la final de Champions frente a la Juventus, donde puede alcanzar la docena de entorchados, cifra histórica e incomparable.

En otro orden de cosas, Barcelona, Atlético y Sevilla también jugarán la Champions el año que viene, Villarreal y Real Sociedad jugarán la Europa League y Sporting, Osasuna y Granada descienden a la segunda categoría del fútbol español. 

La amenaza de Reino Unido

El ministro británico para el Brexit ha amenazado con abandonar la negociación si se le obliga a pagar los compromisos que su país ya había adquirido antes de la votación de salida de la UE. La suma total de los mismos asciende a 100.000 millones de euros, y en Londres no están dispuestos a pagarlos.

Reino Unido todavía aspira a alcanzar un acuerdo comercial con el conjunto de la UE tras las elecciones del 8 de junio, aunque las tiranteces etre ambas instituciones son aún demasiado fuertes.

Trump en Arabia

El presidente americano ha visitado Arabia Saudí y desde allí ha llamado al mundo musulmán a unirse contra el terrorismo islamista. En Riad se manifestó en estos términos y además se dirigió “a las personas decentes de todas las confesiones” para oponerse a los criminales en lo que considera “una batalla entre el bien y el mal”. Durante su discurso estaban presentes líderes de Asia, África y Oriente Próximo, todos pertenecientes al mundo musulmán.

También tuvo tiempo para atacar a Irán, a quien acusó de apoyar el terrorismo, y a Siria, condenando las atrocidades cometidas por Asad.