NEWSLETTER 380: Trump y Macron, unidos en París

NEWSLETTER 380: Trump y Macron, unidos en París

newsletter380Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

¡Hoy es viernes! Es 14 de julio y ayer falleció el disidente chino y Nobel de la Paz Liu Xiaobo, reconocido defensor de los Derechos Humanos en el país comunista. Tras once años en prisión, le fue diagnosticado un cáncer de hígado que le ha acabado matando. Descanse en Paz.

Un tipo inteligente

A Emmanuel Macron le gusta el poder y eso es bueno. En España tuvimos un presidente que renegaba de la ambición y se llamaba Rodríguez Zapatero. Macron, en cambio, disfruta con su trabajo y es consciente del sillón en el que se sienta. Tras marcar su territorio con Trump y Putin, ha invitado cordialmente al primero a presenciar los actos conmemorativos del 14 de julio. Francia es una gran potencia que se siente como tal y, aprovechando el distanciamiento entre Berlín y Washington, quiere situarse como el referente de las relaciones bilaterales entre la Unión y los Estados Unidos. Trump se encuentra aislado y necesita un socio de peso que le permita recuperar credibilidad en el mundo; Macron, como Aznar, sabe que la Casa Blanca es siempre un buen aliado con el que consolidar su peso internacional. El Elíseo sabe jugar sus cartas.

Trump en París

El presidente de Estados Unidos comenzó ayer una visita de dos días en la capital francesa en la que fue recibido con honores de jefe de Estado, como no puede ser de otra manera. Se trata de un acercamiento muy notable de Francia y Estados Unidos tras unas semanas ciertamente conflictivas.

Macron ha relajado con esta invitación las tensiones surgidas tras el apoyo de Trump a Le Pen, sus críticas a la UE y el abandono del Acuerdo de París, que el propio Macron ha asegurado respetar. Donald Trump, que ha perdido relevancia en el corazón de Europa, ha aceptado la mano que le ha tendido su homólogo francés.

El giro de Macron supone marcar distancias con Angela Merkel, cuyo entorno afirma respetar este movimiento. La alianza francoalemana en pos de la Unión no se pone en duda, pero esta situación sí saca a relucir la tradicional competencia que ha existido siempre entre ambas potencias por saber quién de las dos es más fuerte.

Nadie quiere apadrinar el Golpe

Puigdemont sabe que el enemigo no está en Madrid, sino en casa, y se llama Oriol Junqueras. El líder de ERC aguarda a que el presidente regional se chamusque en su ofensiva pro referéndum para recoger las cenizas y convertirse en el pacificador que presida la Cataluña autonómica.

En Convergencia lo saben y quieren que el quemado sea el propio Junqueras, por lo que Puigdemont prepara una renovación de su Gobierno en la que Junqueras y Romeva asuman todas las competencias relativas al referéndum y en el que además desaparezcan los miembros críticos con la deriva del Golpe de Estado.

Lo cierto es que Junqueras está dispuesto a asumir el peso del referéndum siempre y cuando le acompañen todos y cada uno de los consejeros, independientemente de las consecuencias patrimoniales y penales que pueda acarrear. Hasta el momento no hay acuerdo y nadie sabe aún quién será quien estampe su firma en el Golpe de Estado. Vayan preparando su celda.

Lula quiere presentarse en 2018

Lula da Silva es un tipo estupendo al que la condena de 9 años por corrupción y lavado de dinero parece no afectarle. Lejos de quedarse en casa, el carismático líder ha salido a la calle a contarle a sus fieles que no descarta presentarse en 2018. Lo cierto es que aún cuenta con un gran apoyo popular y muchos de sus seguidores están dispuestos a creer que todo es una conspiración del “sistema”.

La incertidumbre en Brasil puede allanar el camino a Jair Bolsonaro, un simpático caballero y exmilitar que llegó a espetarle a una diputada en plena discusión: “no te violo porque no te lo mereces”. Está Brasil para un largometraje.

El Santander se retracta

Ana Patricia Botín aseguró en un principio que los accionistas del Popular que lo habían perdido todo no serían recompensados de ninguna manera tras la absorción de la entidad. No obstante, las presiones y la posibilidad de encontrarse ante una ingente cantidad de pleitos ha hecho recular al Consejo y ahora está dispuesto a ofrecer 980 millones de euros en bonos para aquellos clientes que adquirieron acciones entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016. La deuda será perpetua y entregará un cupón trimestral del 1% anual sobre el valor nominal del título, que será de 100 euros.

No obstante, los títulos se podrán amortizar a los 7 años previa autorización del Banco Central Europeo, tras lo cual el titular recibirá íntegro el valor nominal del mismo. El coste para el Banco se estima en 680 millones de euros.