NEWSLETTER 395: Naciones

NEWSLETTER 395: Naciones

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

Buenos días, hoy es martes 5 de septiembre:

Munroe Bergdof es la modelo transexual que ha sido contratada y despedida por L’Oreal en apenas una semana. Esta señorita, de intelecto no especialmente destacable, publicó tras el conflicto en Charlottesville que todos los blancos eran “racistas”. Todos, en general. Incluso Rodríguez Zapatero, que menudo susto se llevaría.

El comentario es estúpido, siendo generosos con el calificativo, pero ya está bien de despedir a la gente por lo que puedan publicar en sus redes sociales. Desde que Twitter llegó a nuestras vidas, el procedimiento es siempre idéntico: alguien publica un comentario ofensivo en una red social, un grupo de activistas tuiteros se moviliza para acosar a la marca o empresa para la que esa persona trabaja y la marca, presa del pánico, prescinde de sus servicios.

Vigalondo, Damore o Bergdof son sólo algunos de los ejemplos más conocidos. Como quiera que cualquier comentario es ya ofensivo y que las marcas no tienen personalidad ni cintura para considerar a Twitter como el estercolero que en innumerables ocasiones es, el resultado es inexorable: una sociedad muda, gris y atenazada por la autocensura.

Quien ya no le tiene miedo a nada es don Pedro Sánchez, que ayer aseguró que todas las naciones son España. De Sánchez podíamos esperarlo casi todo, pero desde luego no el panhispanismo. Felipe II ya tiene competidor histórico: bajo el imperio de Pedro tampoco se pondrá el sol.

Don Pedro también quiere emprender la reforma constitucional antes del 1-O, aunque aún no sabe ni por qué ni para qué. Rajoy Brey, encantado de espolearle en su tránsito a ninguna parte, ha recogido el guante, consciente de que, con Pedro, tras la palabra viene la nada. Y después, el vacío.

A todo esto, resulta de todo punto infame que hoy, 5 de septiembre de 2017, aún haya ciudadanos y funcionarios en Cataluña que no sepan a quién tendrán que obedecer cuando la Generalidad pretenda consumar el Golpe. Hacienda ya ha dicho que sancionará a quienes paguen impuestos al recaudador golpista, pero ¿alguien sabe si Rajoy Brey está dispuesto a cumplir y hacer cumplir la ley?

Dijo Sun Tzu:

Sé extremadamente sutil, discreto, hasta el punto de no tener forma. Sé completamente misterioso y confidencial, hasta el punto de ser silencioso. De esta manera podrás dirigir el destino de tus adversarios.

Este humilde notario de la actualidad (leer con voz de José María García), ya dio por errado y muerto a Rajoy Brey en 2012 y 2016. Este año sabremos si en Moncloa reside el más avezado discípulo de Maquiavelo o un débil burócrata dispuesto a presidir un desmembramiento: difícil encontrar término medio.

Otra regla que cualquier guerrero debe conocer es que pocas cosas debilitan más que una amenaza incumplida. Donald Trump debería tenerlo en cuenta para no hacer el ridículo en la cuestión coreana: si Pyongyang no cede, el Pentágono no puede demorar su intervención. 

La disputa tiene su reflejo en el Consejo de Seguridad de la ONU, reunido de urgencia tras el nuevo ensayo nuclear de Pyongyang. Mientras Francia y Reino Unido apoyan sin fisuras las sanciones propuestas por Estados Unidos, Rusia se opone y China se pone de perfil.

Una contienda en Corea debilitaría a la península, a Japón y seguramente a Estados Unidos. Pekín, consciente, apenas mueve ficha. No debería olvidar, no obstante, que tras aplastar a Corea del Norte las fuerzas americanas quedarían en su misma frontera. Puerta con puerta; vecinos mal avenidos del ejército más poderoso del globo.   

González y Aznar, mal avenidos antaño y ahora un poco menos a causa de Venezuela, participaron en un encuentro para pedir la liberación de Yon Goicoechea, preso político de la narcodictadura chavista. Goicoechea, de abuelos españoles y con nacionalidad adquirida desde diciembre pasado, cumple ya un año en las cárceles de Maduro. 

En otro acto simbólico, Macron recibió a Jorge Borges, presidente de la despojada Asamblea Venezolana, para mostrarle su apoyo y su reconocimiento. Sobra decir que, después de todo, nada ha cambiado en Caracas.

Cuando la libertad es mutilada, ni la diplomacia ni las buenas intenciones resultan de utilidad. Sólo las armas.

Siempre vuestro,

mb.