NEWSLETTER 418: Lunes a las diez

NEWSLETTER 418: Lunes a las diez

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

Buenos días, hoy es lunes 16 de octubre y Puigdemont, Junqueras y Trapero el pistolero siguen sin ir a prisión:

Esta mañana vence el primer plazo que el tímido Rajoy Brey sugirió al golpista Puigdemont para que confirmara lo que todos ya sabemos: el delito, uno de tantos cometidos por aquella corte de fanáticos, está consumado. El presidente del Gobierno ha comprado, por necesidad o convicción, la meliflua apuesta del PSOE de Sánchez, que no es sino una disparatada muestra de debilidad y sumisión.

A las diez deberá responder el cabecilla del golpe, que tendrá una nueva oportunidad para ridiculizar al país cuyo ordenamiento jurídico ha quebrado. Más de un mes después de laminar a la oposición en el parlamento, tres semanas después de acosar a los jueces que investigan sus innumerables delitos, dos semanas después del referéndum ilegal y una semana después de ciscarse en la Constitución ante medio mundo, Puigdemont aún tiene su penúltima oportunidad. Y las que vendrán.

Rajoy Brey y su Godoy, que no es sino Soraya Sáenz de Santamaría, responsable directa de aquel CNI que fue incapaz de detectar las urnas de Aliexpress, no sólo no aparentan la más mínima firmeza con los golpistas, sino que dan la nada descabellada impresión de desear una componenda de cualquier tipo para que aquí no haya pasado nada. Sánchez, del mismo PSOE que entre España y el delito siempre eligió lo segundo, y Rivera, incapaz de ver más allá de unas nuevas elecciones, completan el póquer de ases de nuestra democracia. Menuda mano.

Que Puigdemont dejará a Rajoy que aplique el 155 parece lo más probable; que éste, atado de pies y manos por su propia inoperancia y por una oposición pazguata, apenas aspira a situar a un Borrell cualquiera que cubra el expediente y que moleste lo menos posible a quienes han sometido, someten y someterán Cataluña a la dictadura del fanatismo, también es lo más plausible. El empate perpetuo no como preludio de la derrota más aplastante.

Moncloa parece dispuesta a dejar a los españoles huérfanos de Estado y Génova a sus electores huérfanos de representatividad. Millones de españoles ya han visto en qué consiste el futuro y no van a aceptar el presente como si nada; si en la Carrera de San Jerónimo no queda nadie dispuesto a arrancar de raíz las malas hierbas, otros vendrán con ese cometido.

Trapero el pistolero y sus secuaces regresan hoy a la Audiencia Nacional, donde siguen imputados por sedición. Acudirán como miembros de la fuerza paramilitar del golpe y uniformados con ropas carnavalescas. Los Jordis, pareja de filoterroristas con rango de generales, también tendrán que presentarse. La duda reside en si habrá medidas cautelares contra ellos; si alguno, en definitiva, entrará en prisión aunque sea de forma preventiva.

A quien le ha sentado estupendamente la Justicia es a Artur Mas, al que la cifra de cinco millones le ha hecho recuperar la cordura en busca de un indulto que, probable y desgraciadamente, recibirá. Cinco años después de iniciar el camino hacia el precipicio, ya desliza que la independencia no sólo es imposible sino casi indeseable. Un par de carantoñas más y que nadie descarte que sea el candidato de Rajoy Brey para liderar el 155.

El golpe sigue su curso y España sigue sin referentes. Los encontrará, como siempre, y nadie se podrá hacer el sorprendido.

Siempre vuestro,

mb.