Sexismo

Sexismo

sexismoFerrán Adriá tuvo que retirar la publicidad de uno de sus locales porque en ella aparecían las nalgas de cuatro mujeres: ¡escándalo! En la Vuelta a España ya no habrá beso al ganador, y en el podio habrá azafatos, porque la belleza femenina también es machismo. Blesa, que falleció ayer, era Inspector de Hacienda pero presidió Bankia por ser amigo de Aznar; Irene Montero, perfecta incapaz, es portavoz de Podemos por su extraordinaria valía humana y profesional, porque si dudas de ello la tendremos gimoteando en el escaño. El sexismo, así como la homofobia o el racismo, se han convertido en manos de esta juventud, siempre tan ofendida como ridícula, en una excusa para censurar cualquier opinión discrepante, cualquier actitud medianamente libre. ¿Se acuerdan de la España de cerrado y sacristía? Ha vuelto disfrazada: ahora se llama progresismo.

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario