Theresa May, en tierra de nadie

Theresa May, en tierra de nadie

mayLos británicos, antaño pueblo pragmático y poco dado al absurdo, se embarcaron el pasado junio en una aventura sin rumbo conocido. Decidieron que un 2% era suficiente para abandonar un pilar de su sistema político como es la UE y, desde entonces, poco más han hecho aparte de cambiar a su primer ministro.

Theresa May fue la designada para liderar el Brexit y desde entonces su trabajo se ha reducido a frases esporádicas e incoherentes. Ayer salió para reivindicar que quería un Brexit duro y apenas tuvo respuesta de los líderes europeos: su voluntarismo es tan estrafalario como irrelevante. Se dio dos años para negociar la salida y anunció que quería un acuerdo de libre comercio al estilo de Canadá con el CETA.

El CETA tardó 7 años en negociarse así que quizás en 2027 se pueda firmar algo. Reino Unido pierde a su principal socio comercial, que le compra el triple que Estados Unidos, y la UE solo pierde a un comprador más. May afirmó que someterá los acuerdos a doble votación en el parlamento pero volvió a dejar abierta la misma icógnita: ¿y qué sucede si los diputados lo rechazan?

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*