Un tipo inteligente

Un tipo inteligente

macronA Emmanuel Macron le gusta el poder y eso es bueno. En España tuvimos un presidente que renegaba de la ambición y se llamaba Rodríguez Zapatero. Macron, en cambio, disfruta con su trabajo y es consciente del sillón en el que se sienta. Tras marcar su territorio con Trump y Putin, ha invitado cordialmente al primero a presenciar los actos conmemorativos del 14 de julio. Francia es una gran potencia que se siente como tal y, aprovechando el distanciamiento entre Berlín y Washington, quiere situarse como el referente de las relaciones bilaterales entre la Unión y los Estados Unidos. Trump se encuentra aislado y necesita un socio de peso que le permita recuperar credibilidad en el mundo; Macron, como Aznar, sabe que la Casa Blanca es siempre un buen aliado con el que consolidar su peso internacional. El Elíseo sabe jugar sus cartas.

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario