Villar, detenido

Villar, detenido

villarÁngel María Villar es, junto al PSOE de Andalucía y el Pujolismo en Cataluña, uno de los grandes dinosaurios de España. Treinta años al mando del fútbol que, a efectos prácticos, es una especie de cuarto o quinto poder nacional, pudieron haber acabado ayer.

El hasta ahora presidente de la RFEF ha sido detenido por la Guardia Civil ante las sospechas de haber utilizado a la Selección para organizar partidos y lucrarse junto con su hijo, Gorka Villar. La UCO había pinchado los teléfonos y ha recabado pruebas suficientes para que el juez Pedraz ordenara los registros.

Junto a él han sido detenidos su hijo y el vicepresidente Juan Padrón, además de otras diez detenciones previstas. La RFEF ha propuesto suspender el sorteo del calendario de fútbol pero la LFP se ha opuesto rotundamente. Hay quien apunta como sucesor a Joan Gaspart, aunque los críticos exigen que se convoquen elecciones cuanto antes.

Pulsa aquí para recibir gratis nuestro newsletter diario